domingo, 26 de abril de 2009

A.N.N.A.

2 comentarios:

ramón dijo...

San Agustín se percataba que él había llegado a ser un problema para sí mismo y encuentra que, a pesar de que el sujeto humano es “capaz de saber”, determinar, definir, las esencias de las cosas naturales, es muy dudosa la capacidad que éste posee para llegar a una respuesta sobre sí mismo.

marcos prior dijo...

¡Qué pecador esencialista el tal Agustín!Sólo la confesión podrá redimirlo.